Niña fue operada en Paraná y le dejaron una “manguera” en la garganta por error

Una nena de cinco años, habría sido víctima de mala praxis tras ser operada de la garganta en Paraná. A la niña le dejaron una manguera en la garganta le impedía comer y respirar con normalidad. Su familia inicio acciones legales.

Una nena, de cinco años, habría sido víctima de una presunta mala praxis tras ser intervenida quirúrgicamente en una clínica privada de la capital entrerriana. La pequeña, oriunda de María Grande, fue sometida a una operación de garganta y nariz el pasado tres de mayo y lamentablemente tuvo serios inconvenientes.

“Tuvo una manguera en la garganta por seis días»

“Nuestra hija, Indiana, fue operada y una vez que salió de la intervención, y tras la revisión de los enfermeros, le dieron el alta”, dijo la mamá de la niña, Vanina Vera, al aclarar que tras la operación el médico no volvió a ver a la niña.

Una vez que Indiana tuvo el alta, ella con su familia volvieron a su hogar y la pequeña se sentía muy congestionada: “Tenía dificultad para respirar; el médico nos dijo que era normal y le mandó nebulizaciones”, mencionó la mamá al agregar que, pasados unos días, los problemas de salud en la pequeña persistían y además de los problemas respiratorios, tenía dificultad para comer: “no quería ingerir nada, ni tomar la mamadera porque decía que no podía. Ya habían pasado seis días e Indiana decía que le dolía mucho la garganta y había bajado muchísimo de peso: en un momento nos dijo que tenía una piedra en la garganta y se metía los dedos en la boca”, relató la madre.

“A partir de las indicaciones del médico, creíamos que nuestra hija tenía la garganta inflamada. Un día se despertó llorando porque le dolía muchísimo la garganta, le intentamos dar helado y no podía tragar y comenzó a meterse los dedos en la boca. Tras una gran arcada que hizo, largó algo duro al piso”, mencionó Vera y acotó: “Al observar bien lo que vomitó Indiana, notamos que era una especie de manguera, de unos 2,5 centímetros de largo y el diámetro similar al de la golosina pico dulce”. Además, detalló que, transcurrido ese momento, llevaron inmediatamente a la pequeña a un médico pediatra.

Además, contó que en ese mismo momento le informaron al médico que operó a la niña lo ocurrido y “él solo nos respondió a las horas Desconozco”.

Una vez que la atendió un pediatra de la localidad y tras ser derivada a una clínica de Paraná “le hicieron una radiografía donde se constató que no tenía más nada en el cuerpo. El día que expulsó el tubo, seguía con medicamentos, los tomaba, pero se le salían por la nariz y nos decían que era por la cirugía“.

La explicación del médico cirujano

Tras el hecho, los padres de Indiana se reunieron con las autoridades de la clínica donde la operaron: “Los directivos nos atendieron muy bien y el médico no estuvo presente, hablamos con él después y responsabilizó al instrumentista, anestesista y por ultimo dijo que era responsabilidad de la nena porque se despertó durante la cirugía”, expresó la mamá al asegurar que el medico nos dijo que “lo que tenía adentro de la garganta era un protector bucal que se le coloca a los niños para que no se lastimen la mandíbula, como un chiche que se le hace a los pacientes , esas fueron sus palabras”.

“Algo que nos molestó mucho fue que nunca nos preguntó cómo estaba nuestra hija”, expresó al detallar que a su hijo también lo iba a operar, pero decidieron no operarlo.

Por otro lado, otro de los inconvenientes que se presentaron tras la operación era que “en un comienzo a Indiana la debían operar por frenillos, nariz y garganta, pero al hacer una consulta con otro otorrino nos indicaron que no estaba operada de frenillos y entonces llegamos a conclusión que facturaron una cirugía de frenillos que no se hizo”, dijo la mamá.

Tras todos estos hechos, la familia de Indiana decidió acciones legales porque “no queremos que le pase a nadie más lo que le pasó a mi hija. En este marco, debimos recurrir a otros médicos, profesionales y demás. La abogada hizo una denuncia contra el médico y no contra la clínica”. A pedido de los abogados de la familia, no se puede difundir el nombre del médico para no entorpecer el proceso legal.

“Ahora la nena está bien, bajo un tratamiento y con medicamentos ya que la manguera le hizo presión al paladar blando. Además, ahora debe realizar un tratamiento fonoaudiológico porque la voz le quedó fina y gangosa”, cerró Vera.

Fuente: Elonce.