fbpx

Los ascensores fabricados en Paraná que se venden en cinco continentes

Con un desarrollo propio, Elevadores Neumáticos despacha al exterior 90% de su producción. Llevan producidas más de 6.500 unidades.

Patricia Popelka, socia y gerente general de Elevadores Neumáticos SA.

Por Nino Fernández para Clarín

Elevadores Neumáticos SA es una fabricante de ascensores para casas de familia, con fábrica en Paraná, Entre Ríos. Con 55 empleados, desde 2002 la empresa ha producido más de 6.500 ascensores, 90% de los cuales fueron exportados a países de todos los continentes, con clientes que incluyen al futbolista Cristiano Ronaldo.

El producto que los hizo conocidos es un ascensor sin cables, pistones ni cremalleras, que se eleva de acuerdo al principio físico de la bombilla del mate. Patricia Popelka, socia y gerente general de la firma, contó que ese producto «estrella» fue diseñado un vecino de Paraná, Carlos Sors, a comienzos de la década de 1990, quien se asoció con Popelka y Carlos Ascúa. «El desarrollo de producto llevó varios años y una inversión del orden de los U$S 500 mil, antes de que apareciera el prototipo. Luego fue el turno de las patentes internacionales», agregó Popelka.

En los casi 26 años de la empresa, han exportado sus ascensores a Estados Unidos, el mercado a partir de cuyo ingreso la empresa ganó escala de producción. También han vendido en España, Portugal, Emiratos Árabes y China, entre otros países.  «Estamos en los cinco continentes», agregó.

Los elevadores, sin polea ni contrapesos, están diseñados para ser instalados en hogares ya construidos, donde aparece la necesidad de instalar uno.

La empresaria contó que al comienzo de la pandemia tuvieron cancelaciones de exportaciones por seis contenedores a Estados Unidos, pero que por otro lado ganaron clientes en India y lograron colocar otros dos contenedores en Europa. En la región, dice, han exportado a Colombia, Bolivia, Uruguay y Venezuela. “Es complicado entrar en Latinoamérica, donde los aranceles son altos, entre 16 y 20%, sin contar las trabas para homologar el producto. Pero también es cierto que este año en otros países debimos resignar márgenes para no perder mercado. Y en Argentina todo ha sido más difícil”, señaló.

Elevadores Neumáticos homologó su primer ascensor en 2003 en Estados Unidos y luego siguieron varios países europeos. “Aquí en la Argentina, recién en 2018 el INTI nos dio el visto bueno y hemos vendido unidades en distintas provincias. Pero al día de hoy seguimos sin contar con la autorización para vender en la ciudad de Buenos Aires”, afirmó Popelka.

¿Cómo funciona el producto? “La cabina del ascensor se desliza por un tubo transparente, de policarbonato y aluminio, en función de la diferencia de presiones: sube a partir de la extracción del aire, que es lo que hacemos cuando succionamos la bombilla”, explicó la empresaria. “Para descender, simplemente se abre una válvula y la cabina baja por gravedad regulada” .

Popelka en el depósito ubicado en Paraná. Este año las inversiones en la fábrica sumaron $27 millones.

Este año, en plena pandemia, las inversiones de Ascensores Neumáticos totalizaron $27 millones, agregó Popelka, quien dijo que la casi totalidad fue con reinversión de utilidades. “No somos muy amigos del crédito y menos cuando las tasas para inversión están en el 30% o más. Este año recurrimos a la línea del 24% para capital de trabajo y el año pasado sacamos una línea de prefinanciaciones de exportaciones”, detalló la empresaria. Las inversiones, diversas, apuntaron prácticamente en una dirección, el crecimiento y mejora de la producción: dos máquinas de control numérico computado, la finalización de un galpón de 850 m2 y la compra de 3 hornos especiales para curvado de policarbonato, así como dos camas de ensamblado de cilindros. «También estamos trabajando en el proceso de certificación de ISO 9001, que esperamos concluir a fin de año”, detalló Popelka.

Abrir chat