La Municipalidad promueve el cuidado del ambiente y apuesta a un cambio de hábitos

Se desarrollan diferentes programas para que la ciudad conviva con la naturaleza y sea más justa y equitativa. Además, se realizan jornadas de capacitación y sensibilización por un consumo más responsable y saludable. Este miércoles 5 de junio se celebra en todo el mundo el Día del Ambiente.

El subsecretario de Ambiente, Fernando de la Rosa, señaló que a nivel global “preocupan especialmente el calentamiento global y el cambio climático”, generados entre otros componentes por la “producción excesiva de desechos, la mayor utilización de transportes para el traslado de mercaderías y personas y el incontrolable crecimiento demográfico mundial, por lo que la vieja idea de un desarrollo infinito sin protección del ambiente debe ser abandonada y reemplazada por un desarrollo ambiental de territorios, con búsquedas soberanas de soluciones”.

En ese sentido, remarcó que en las ciudades “se puede observar la contaminación del aire a través del uso del transporte, y de las aguas, como en Paraná, que está asentada sobre 17 cuencas de arroyos que generalmente son contaminadas por tirar residuos a esos cursos”.

Ante ese escenario, el funcionario explicó que desde el Municipio se trabaja con la implementación de programas de reciclaje, de servicios públicos, de arbolado y de infraestructura azul y verde (agua y vegetales) por un lado; y por el otro, en promover cambios de hábitos en los vecinos.

Acciones

Este 7 de junio, como acción ambiental saludable, la Municipalidad y la Empresa de Energía de Entre Ríos (Enersa) plantarán 90 árboles, dando cumplimiento al programa de arbolado (que también entrega especies a los vecinos árboles para sus veredas).

En cuanto a la gestión de residuos, se promueven las tres R (Reducí, Reutilizá y Reciclá). Además, se pone énfasis a la economía circular (más alimentos locales con menos transporte y packaging) para reducir la contaminación y generar más recursos locales.

También se plantea una planificación del territorio desde componentes ambientales, por lo que se generan estructuras que, como concepto, incorporan la naturaleza en reemplazo del cemento.

Por otro lado, entre otras tareas y con el objetivo de generar conciencia y hábitos saludables, se realizan programas de educación de separación en origen, por lo que se informa en escuelas cómo se produce el compostaje para reducir la cantidad de residuos que llega a la disposición final.