fbpx

Granetto: «Hace 20 o 30 años esos terrenos no se consideraban espacio verdes o públicos, hoy si»

El concejal Sergio Granetto del PJ dio detalles sobre el proyecto de ordenanza que se presentara sobre el predio contiguo al Patito Siriri y resalto que lo que aprobó en otras gestiones tiene que volver a ser estudiado en esta gestión. «Si dentro de 20 años hay un edificio ahí de 20 pisos es responsabilidad de quienes HOY tomamos decisiones”.

Redacción de El Diario

Antes de referirse puntualmente a la cuestión que estuvo en la agenda pública durante la semana que pasó, el edil priorizó explicar “el lugar de representación” que tienen los concejales, y por tanto, fundamentó que “se hacen eco no solo de miradas propias y de inquietudes que uno puede tener desde el punto de vista ideológico o personal, sino también en representación de la comunidad”. Puso de relieve entonces que “la comunidad de Paraná se manifestó muy inquieta sobre el tema durante toda la semana”.

A propósito, señaló que “el primer punto es poner en dudas cuál es la situación de ese lugar porque en el imaginario colectivo del ciudadano paranaense, aparece que es público, más allá de los títulos de propiedad”.

A partir de ahí, entre los concejales se disparó la necesidad de “constatar la propiedad de esos terrenos, cómo los obtuvo el particular, mediante qué proceso. Y efectivamente, si se corroborara que son del particular –sin personalizar- cuál es el destino que como paranaenses creemos que debe tener ese lugar”.

Aseguró que le llegaron “muchísimas consultas, inquietudes, de asociaciones y vecinos, algunos inquietos, otros preocupados o indignados”, por lo que ha tomado estado público. De modo que tomar cartas en el asunto tiene que ver en primer lugar con “hacerse cargo de esa preocupación de la sociedad”.

PROYECTO

En lo que al tema específicamente se refiere, el concejal Granetto confirmó que se presentará un proyecto de ordenanza -probablemente mañana-, que plantea tres componentes, los que detalló.

Uno apunta a “dilucidar con un informe técnico específico -que hay que producir- cómo se ha dado el proceso para que una persona se haya hecho dueña de esos terrenos que salen a la venta y los que lo rodean. Amerita que no sólo estudiemos la fracción que tomó estado público, sino el estado de situación de los que están alrededor para que dentro de 10 años no volvamos a sorprendernos”, empezó por señalar.

En segundo lugar, continuó, mientras se realiza esa averiguación, “parar la pelota” lo que en términos administrativos implica “la suspensión de todo acto que implique un cambio en la situación actual, lo que jurídicamente es ‘no innovar’, hasta realmente tener certeza que los títulos son correctos, entre otras cosas”.

Y finalmente, la iniciativa contempla la conformación de una comisión integrada por las cuatro fuerzas representadas en el Concejo, las áreas técnicas del Municipio y los organismos pertinentes en el tema para “analizar en forma conjunta cuál es el destino y el uso que le queremos dar a ese sector de la ciudad, más allá de que sea privado o público”.

ANÁLISIS

En ese orden, agregó: “Si fuera privado analizar qué se puede construir o no y en ese aspecto, aparecen puntos muy interesantes porque el concepto de ciudad es dinámico, lo que quiere decir que hace 20, 30 años quizá no se valoraba como un espacio verde, como un espacio público”. Incluso, evaluó que “la densidad de la ciudad no era la misma”.
En concreto, el concejal argumenta que “hoy aparece por lo menos la necesidad de reconsiderar esos espacios y eventualmente si fueran privado, la comisión evaluadora tendría como misión generar alternativas”. Esas posibilidades pueden ir desde regular el uso, es decir, definir qué se puede construir o no, hasta la de máxima que es la expropiación con la declaración de utilidad pública, lo que ya es facultad de la Legislatura provincial, porque se necesita una ley.

En el medio aparecen otras cosas, que también mencionó Granetto aunque no forman parte del proyecto tales como el valor paisajístico, turístico, estético del predio.

Comentó que los integrantes del bloque de concejales al que pertenece “entendimos que no necesariamente lo que se hizo hace 20 o 30 años hoy es inmutable y que vale reabrir la discusión”.

–¿Cuál es el efecto del segundo punto del proyecto –suspensión por 180 días- si el propietario no tiene ningún trámite pendiente en el Municipio para avanzar con su emprendimiento?

Mandamos a hacer el punto 1 que no es solo el dominio, sino todos los pasos administrativos que se han dado y en qué posición estamos. Un potencial comprador, más allá de lo que diga quien lo vende, querrá saber cuál es realmente la situación. Se ha dado muchas veces en la venta de loteos en otras zonas de la ciudad donde el vendedor dice que tiene ciertos pasos dados y cuando el comprador adquiere se da cuenta que falta bastante en el proceso administrativo. Ese proceso administrativo es el que, por ejemplo, se controla si se puede construir o no.

Un tema interesante cuando se va a las parcelas, es que (el predio) está en un espacio que en el Código Urbano se denomina Área de la Costa; y en la Ordenanza 8563 establece que requiere para cualquier construcción de un estudio particularizado. La pregunta es: ¿quien compre ahí, puede construir cualquier cosa?, ¿puede poner un comercio?

Otros aspectos para analizar: Hace unos años el Estado invirtió muchos recursos públicos en estabilizar la barranca del Patito Siriri que tenía un serio riesgo de desplazamiento. Se invirtieron millones de pesos y lo que hoy se ve es el resultado de ese trabajo. Primero, la barranca de al lado (en manos privadas), se vio beneficiada con ese proceso de inversión pública, y por otra parte, si mañana un particular empieza a construir y se produce un desplazamiento en cualquiera de los sentidos, quién se va a hacer responsable, quién va a invertir para volver a estabilizar. Son preguntas que no podemos dejar pasar. Y desde la responsabilidad que uno tiene como legislador por lo menos, hay que hacérselas.

LOS TIEMPOS

–Mientras se encuentra respuesta a todas esas preguntas, el particular podría cerrar una operación de venta.

–Este es el primer instrumento con el cual desde el ámbito administrativo podemos reaccionar lo más rápido posible. Esto nos motivó a estudiar la situación. Luego se verán otros. Un elemento clave es que el uso que se le puede dar a un suelo en cualquier lugar de la ciudad lo regula el Concejo, por lo tanto, yo intuyo que el que esté por comprar, por lo menos va a estar atento a cuál es el resultado de este proceso que nosotros abrimos.

No queremos quemar ninguna etapa, en el sentido de suponer cosas. Queremos ver si todo lo que se dice es correcto o no porque tengo que dar cuenta a un montón de personas que me están exigiendo que haga esto. Durante toda la semana el tema ha estado en el candelero. No tiene nada que ver con frenar la inversión privada, el desarrollo inmobiliario. Queremos que Paraná se desarrolle y que se cuiden los espacios. Si dentro de 20 años hay un edificio ahí de 20 pisos es responsabilidad de quienes hoy tomamos decisiones”.

Al margen

En principio el Concejo tenía previsto sesionar en la próxima semana, posibilidad que está condicionada por las características de la cuarentena, que no se descarta, se profundicen. “Probablemente a raíz del proyecto que vamos a ingresar también se dispare otros mecanismos internos, en cuanto a suspender los procesos. Es una señal política porque quien esté pensando en adquirir, va a tener que analizar esta situación. Es quebrar la idea del status quo. Hay que reconsiderar algunas”, dijo Granetto.

Abrir chat