El secretario de Salud de la provincia se fue de vacaciones a un mes de asumir

El secretario de Salud de la provincia, Daniel Ulises Blanzaco, se encuentra de vacaciones en Punta del Este, en la República Oriental del Uruguay.

El funcionario realizó su viaje de veraneo al exclusivo balneario pese a que el gobernador Rogelio Frigerio había ordenado que ningún miembro del gabinete se tomara vacaciones. Blanzaco partió rumbo a Uruguay el miércoles 10 de enero en auto, aunque su licencia arrancó el lunes 8. Salió de la provincia a través del Puente Internacional Artigas que une Colón con Paysandú y desde allí manejó los casi 500 kilómetros hacia la ciudad turística en la que por estas horas veranean figuras de la farándula como Marcelo Tinelli, la China Suárez y Nicole Neumann. A sus empleados en Salud les comunicó que recién retornará el 22 de enero. En noviembre ya se había tomado licencia: se fue el 15 y retornó a fin de mes.

Blanzaco venía acompañando al ministro de Salud, Guillermo Grieve, en todas las actividades oficiales. El jueves 4 de enero ambos recibieron a representantes de UPCN y al día siguiente hicieron lo propio con ATE. El lunes 8 fue la última reunión de la que participó Blanzaco, con autoridades de la Asociación de Clínicas y Sanatorios (Acler). Después de ello comenzó a darle los últimos retoques a su nuevo viaje, pese a la preocupante situación de la provincia respecto del avance del dengue o los casos de Covid que se incrementaron.

El jueves 11, en el encuentro entre Grieve y autoridades de la cartera sanitaria con 70 referentes de salud de toda la provincia en el que se abordó el aumento de casos de dengue, el secretario de Salud no participó. Ya se encontraba en la playa esteña junto a buena parte de su familia. El ministro estuvo secundado por el jefe de Epidemiología, Diego Garcilazo, exfuncionario de Sonia Velázquez hasta el final de su mandato como ministra.

En la Secretaría de Salud, área estratégica y sensible de la cartera, el funcionario lógicamente dejó cuestiones pendientes. Fue a raíz de un reclamo de empleados de la repartición que quedó sin resolver que trascendió que estaba de vacaciones. Representantes de los trabajadores reclamaron su presencia con insistencia y desde el equipo de Blanzaco les terminaron reconociendo que el funcionario estaba de vacaciones y que se iba a reincorporar recién el lunes 22 de enero. No se sabe si hasta esa fecha permanecerá en Punta del Este, si optará por otro destino turístico o si completará su descanso en Paraná. A sus colaboradores directos les dijo que se iba nuevamente de vacaciones porque estaba “estresado”, a un mes de asumir.

La conducta sorprendió por partida doble: primero porque iba en contra de la orden del gobernador, que quiere a todo el gabinete trabajando en su primer verano en la Casa Gris, y segundo porque Blanzaco ya se había tomado 15 días de vacaciones en el mes de noviembre.

Antes de ser designado secretario de Salud, el profesional se venía desempeñando desde 2022 como director del Hospital San Martín. Reemplazó en el cargo a Carlos Bantar, quien falleció en Mar del Plata, en octubre de ese año, por una falla cardíaca, luego de una trayectoria de más de dos décadas que incluyó sostener en pandemia el principal nosocomio de la provincia.

De ese cargo de director del Hospital San Martín Blanzaco pidió licencia por vacaciones durante 15 días, desde mediados a fin de noviembre. El argumento fue que necesitaba tiempo libre para entrenar de cara a una competencia deportiva para la que se estaba preparando.

El secretario de Salud fue visto en estos días de enero por vecinos paranaenses en las exclusivas playas esteñas, pese a la orden que había bajado Frigerio a todo el funcionariado: “No hay vacaciones para nadie”.

Una orden acorde a una gestión que comenzó hace poco más de un mes, que apunta a una impronta de austeridad y que expone la compleja situación en la que está la provincia. Y que habrá que ver que política adopta respecto de este caso.

Fuente: Análisis Digital.