fbpx

Tres pavimentos recién terminados debieron rehacerse al ser dañados por sacar las vallas de circulación

La Municipalidad insiste en la necesidad de respetar indicaciones en zonas de trabajos viales. Al arruinar tareas de pavimentación se pierde un alto costo de materiales y se retrasa la rehabilitación del tránsito. Este tipo de hechos se dieron en tres sectores de la ciudad durante las últimas horas.

En los últimos días, personal municipal tuvo que reiniciar trabajos de recomposición del pavimento en tres puntos donde se advirtió el retiro de las vallas que impedían la circulación. Se trata de la intersección de calles 25 de Mayo e Illia -carril hacia la zona céntrica-, Espejo y Alvarado y Laurencena y Ramírez -carril norte sur-.

Afectando estas obras se perjudica a toda la ciudadanía.

Los trabajos de la Municipalidad se realizan optimizando recursos y gracias al esfuerzo de las y los contribuyentes. El objetivo es mejorar la transitabilidad y la seguridad vial en la capital de la provincia.

Actualmente las tareas se dan en varios frentes simultáneos, tanto en barrios como en el casco céntrico.

Por estas tareas y el tiempo que demanda el correcto fraguado del material, para que el trabajo sea perdurable se necesita que los vehículos no circulen durante 7 o 10 días. En las esquinas indicadas se advierte que esto no se respeta y que los paños de hormigón fueron dañados.

Abrir chat