fbpx

Reparan cloacas rotas y encuentran trapos, plásticos y hasta restos de hormigón

La Municipalidad continúa los operativos diarios para resolver obstrucciones en las cañerías colectoras. El uso desaprensivo de la red provoca la falta de fluidez de los líquidos cloacales, malos olores y hasta aguas servidas en la vía pública.

En la mayoría de los casos, los colapsos de cañerías, aguas servidas en la vía pública y anegamientos en hogares no se deben a problemas de infraestructura, falta de mantenimiento o cañerías obsoletas. La causa es que se arrojan elementos o residuos sólidos de diversos tipos, como bolsas, trapos, telas, pañales, algodones, envases plásticos y/o cartones desde domicilios particulares, incluso restos de materiales de construcción o de obras.

A diario se realizan más de 20 operativos o intervenciones sobre las colectoras, en las cañerías de las conexiones domiciliarias y en las instalaciones internas. Una de ellas se realizó este martes sobre calle Pascual Palma, con la sustitución de 10 metros de red que había explotado como consecuencia de obstrucciones.

Por este tipo de conductas o hábitos reiterativos de mal uso del servicio, desde la Subsecretaría de Obras Sanitarias de la Municipalidad se insiste y se recuerda a la población que el sistema de desagües cloacales está diseñado para evacuar solo los líquidos provenientes de sanitarios, lavaderos y cocina.

OTROS TRABAJOS

En los últimos días, personal municipal tendió nueva cañería cloacal en avenida Ejército, entre Gutiérrez y Pedro Balcar. También se trabajó en calles Cesáreo Bernaldo de Quirós y Celia Torrá del barrio Lomas del Mirador, y en las avenidas Blas Parera y Ramírez.

Estas tareas de arreglos y renovación de la red son permanentes y representan una mejora en el funcionamiento del servicio de una amplia zona adyacente a cada intervención.

Próximos eventos