fbpx

La lista Naranja busca recuperar el sindicato de empleados de comercio

Empleados de comercio impulsan una nueva propuesta para hacer frente a la burocracia sindical enquistada en el gremio desde hace años. La lista Naranja lleva como candidato a secretario general a Rubén Martínez y como adjunto a Ignacio Ravasio, quienes encabezan un proyecto que integra a mujeres, la juventud y tiene mayor representación territorial.

El 14 de octubre los empleados de comercio deberán elegir a la nueva Comisión Directiva de la capital entrerriana. El proceso electoral comenzó y se logró depurar los padrones que estaban viciados, por lo que quedaron habilitados 3100 trabajadores para participar de los comicios.

En ese marco, Martínez contó a AIM que la lista Naranja “surgió como un nuevo espacio ante el agotado ciclo del secretario general, debido al abandono que sufre el empleado de comercio desde hace más de 15 años”. La fuerte proposición se afirma “en cada una de las visitas y salidas que diariamente lleva la propuesta a los trabajadores de comercios de la ciudad, quienes expresan abiertamente que se sienten dejados de lado por la actual conducción”, contó Martínez.

La lista Naranja “es la que está más integrada está por jóvenes y mujeres y mayor disposición territorial posee, ya que hay candidatos en todas la ciudad de Paraná (desde pequeños comercios a las grandes cadenas), remarcó.

Al respecto, indicó que “la renovación es buena y necesaria; no es positivo estar eternamente en la conducción” y explicó que una de las principales propuestas es limitar los mandatos: “Si ganamos iniciaremos un proceso de reforma para que los secretarios generales no puedan ser electos más de tres períodos, porque no puede estar una persona enquistada 35 o 40 años en el mismo lugar”. En ese sentido indicó que también “se tendrá que llevar adelante una fuerte capacitación y formación sindical de delegados y comisión directiva, para que todos estén preparados para conducir”.

Por otro lado, proponen la creación del Centro de Jubilados; mayores descuentos en farmacia; entrega de medicamentos sin costo de envío; colonia de vacaciones; peñas folclóricas; talleres de actividades culturales (teatro, folclore, tango, entre otros); actividades recreativas; turismo de la tercera edad; asesoramiento laboral; y promover el camping mercantil, entre otras cosas.

Fuente: AIM.