fbpx

Se desarrollan actividades lúdicas y recreativas en La Vieja Usina

El centro cultural provincial La Vieja Usina, organismo dependiente de la Secretaría de Cultura de Entre Ríos propone una serie de actividades lúdicas y recreativas para los niños que se desarrollan hasta este sábado de manera gratuita.

Foto: Taller División X a cargo de Laura Fabres y Sebastián Ramos

El tradicional ciclo No te aburras, gurí, es una iniciativa de La Vieja Usina que ofrece actividades gratuitas pensadas especialmente para los niños convocando a diferentes artistas entrerrianos. Se desarrollan con esta premisa espectáculos de distintas disciplinas como así también espacios de encuentro e intercambios. Este año, con motivo de las vacaciones de invierno, se lanzó una nueva edición pensando en propuestas que implican poner el cuerpo en juego luego del aislamiento y la interacción a través de las pantallas.

El ciclo -que comenzó la semana pasada- ha sumado unos 200 asistentes en promedio por jornada, y ha reunido a los artistas Ariel Dutria, Ariel Bogdanowicz, la Payasa Pincelina, Daniela Farfala, Laura Fabres y Sebastián Ramos.

Este sábado será el último día de programación, a partir de las 15hs.

Voces y animaciones para dar forma al sentimiento

En la explanada y la calle de La Usina se ubica la instalación “Jugamos en la vereda y en el aire: arte para encontrarse”, realizada por Pamela Villarraza, allí los chicos hacen postas entre diferentes tipos de rayuelas, un cubo de números y un recorrido por letras gigantes. Los pequeños que se acercan a jugar tienen diferentes edades e intercambian objetos para realizar la experiencia de manera colectiva. La gurisada es guiada por la artista Consuelo Badaracco Berduc, quien invita a participar y aprender con el cuerpo en movimiento. Cabe destacar que la instalación permanecerá disponible durante la semana entrante en los horarios de funcionamiento habitual del centro cultural.

Minutos más tarde, en uno de los ingresos que no es el habitual a las salas de La Usina, un primer grupo se aventura en la propuesta “Sentimientos de a pie”. Se ofrece a las familias vivir una experiencia que consiste en conjugar el radioteatro y los audiovisuales. “Sentimientos de a pie”, es una actividad propuesta por Fernanda Álvarez, Verónica Moreira y Zotake.

“Lo de hoy y mañana es una proyección con radioteatro. Esto viene de un proyecto previo que fue ‘Sentimientos de a pie’ que consistió en la creación de seis capítulos de radioteatro en el que participaron varios intérpretes. Son niños que hablan de sus sentimientos a partir de diferentes animales”, explica Fernanda Álvarez.

Y agrega: “En esta instancia lo que se hizo fue crear animaciones para cada uno de esos capítulos. La propuesta es que haya una experiencia de recorrido hasta llegar a un corazón donde se están proyectando esos sentimientos. La idea es escuchar y ver. Es para los niños, pero también para los adultos”, finalizó la artista.

Unas 30 personas se acomodan en el escenario de la sala Verónica Kuttel. La sala está a oscuras y las proyecciones se cruzan de manera tal que se replican al frente y los laterales. ¿Qué animal sería el amor?, ¿Dónde vive la vergüenza?, ¿Qué olor tiene el aburrimiento? son algunas de las preguntas que las voces recorren con un acento bien entrerriano.

Producciones creadas en pandemia que siguen activando derivas

En 2021 La Vieja Usina generó el Proyecto Radioteatros Usina que tenía por finalidad generar contenidos concentrados en el mundo de los sonidos retomando el radioteatro, que ha sido muy popular y de gran arraigo en la provincia, y resignificándolo a las nuevas condiciones de comunicación. De allí nació la decisión de establecer un cruce de artistas de distintas localidades para crear conjuntamente y establecer nuevas redes. Para las interpretaciones se trabajó con actrices y actores de distintas localidades de Entre Ríos, utilizando plataformas virtuales para los ensayos. Con mucho esfuerzo cada intérprete grabó en su localidad de residencia adaptándose a las condiciones que tenía a su alcance. Así nació “Sentimientos de a pie”, que cuenta con los textos y la dirección de Fernanda Álvarez, y con la ambientación minuciosa y la edición de sonido de Federico Vitor quien es además integrante del equipo de La Vieja Usina.

Ese mismo material, a partir de las intervenciones visuales realizadas este año, devino en un nuevo dispositivo escénico que hoy los niños pueden disfrutar en un nuevo formato.

Monstruos, bichos, y títeres

Después de ver y escuchar “Sentimientos de a pie”, Belén Céspedes y Cecilia Ruiz invitan a los niños a bajar al piso de la sala Kuttel para crear personajes, monstruos y universos que representen lo que pasa inmediatamente después de ver los audiovisuales. En ese espacio de creación con materiales plásticos los gurises inventaron su propio sentimiento, personaje o animal para jugar con sus pares.

Al respecto del taller, Céspedes contó: “Esta fue una propuesta realizada en conjunto con ‘Sentimientos de a pie’, pensando en qué actividad podía acompañar la experiencia del radioteatro. A partir de eso, pensamos de qué manera podían los niños manifestar lo que les pasó en esa experiencia, y a su vez también, generar un espacio de creación con libertad con los títeres para poder expresar no solo esto que vivieron, sino también cualquier otro sentimiento”.

“El mensaje más fuerte del taller es que todas las emociones están para ser vividas y para ser sentidas, y que no hay que ocultarlas sino -al contrario- expresarlas”, agregó Ruiz.

Niños protagonistas de las dinámicas de juego, danza y música

“Las propuestas de vacaciones estuvieron vinculadas a pensar actividades lúdicas recreativas y artísticas que tuvieran que ver con tomar un rol activo. La primera semana se trabajó en base a la música desde el taller de la Payasa Pincelina. Allí los niños pudieron reconocer ritmos, cambiar la letra a canciones e inventar otras. También hubo danza y arte circense junto a Daniela Farfala, y con Laura Fabres y Sebastián Ramos quienes trabajaron los ritmos urbanos”, contó Yanina Porchetto, directora de La Vieja Usina.

Según detalló la funcionaria también hubo una novedosa propuesta de estaciones interactivas que fueron presentadas por Ariel Dutria y Ariel Bogdanowicz. Allí los movimientos de los niños podían generar cambios en lo que se veía proyectado a partir de visuales y sonidos. Al mismo tiempo, la manipulación de objetos en pantalla generaba el movimiento del propio cuerpo en el espacio. Esta actividad tenía también la cualidad de requerir un participante activo que interactúa para que las cosas sucedan.

La semana pasada también se desarrolló un taller de Latido Americano (Santa Fe) de percusión corporal. Ambas propuestas sonoras y musicales se programaron como contrapunto: una mediada por la tecnología, y la otra persiguiendo la sonoridad del cuerpo sin instrumento.

La gurisada copa el escenario de La Vieja Usina

“Algo que tienen en común las propuestas que se presentaron y que concluyen este sábado es que en cada una de ellas, en algún momento, se sube y se está en el escenario. Estar sobre el escenario no es habitual, porque por lo general siempre estamos en el espacio de platea. En esta edición de vacaciones quisimos proponer a todas y todos ocupar y permanecer en espacios que no se suele estar habitualmente: ingresos laterales por detrás del escenario y el escenario propiamente dicho”, contó la funcionaria provincial.

Trabajo en equipo

La idea y la producción de la programación del ciclo No te aburras, gurí, fue pensada en equipo con los trabajadores de La Vieja Usina y la dirección; en vínculo con la comunidad de artistas participante. La puesta a punto del espacio para crear un entorno seguro y de calidad para los niños ha demandado también infraestructura que es sostenida por los trabajadores del organismo.