Desarticulan cazadores furtivos: incautan un arsenal

Efectivos de la Policía de Entre Rios se desplegaron en la tarde de este viernes en Hernandarias, Puerto Víbora y Paraje Santa Ana.

Promediando la tarde de este viernes, la policía irrumpió en domicilios cuyos moradores se encuentran sospechados de infringir la Ley de Carnes N° 7292, Ley de Caza N° 4841/71, con el agravante del uso ilegal de armas, y la Ley Nacional de Armas y Explosivos N° 20.429.

Tras una sigilosa investigación de distintas áreas de la Policía  de Entre Ríos, por hechos delictivos e infracciones ocurridos en la zona de Hernandarias, el Juzgado de Garantías N° 6 de Paraná, a cargo de la Dra. Elisa Zilli, autorizó 4 allanamientos y requisas domiciliarias.

Los procedimientos se llevaron adelante en forma simultánea, para lo cual se coordinó el diligenciamiento a través de personal de Comisaría Hernandarias y Brigadistas. Durante varias horas se procedió a la búsqueda exhaustiva de elementos vinculantes, en domicilios de Hernandarias, Puerto Víbora y Paraje Santa Ana. Fruto de ello, se procedió al secuestro de numerosas armas de fuego y cartuchería.

Desde cada dependencia y por disposición de la Fiscalía en Turno, se remiten a la Sección Balística de la Dirección Criminalística las siguientes armas para su pericia:

  • Una escopeta calibre .20
  • Una carabina calibre .22 con mira telescópica
  • Una escopeta calibre .14
  • Una escopeta calibre .16
  • Cuatro aires comprimido, reformado para producir disparos calibre .22
  • Un Fusil Legendt calibre .22 largo
  • Un Fusil Savage, calibre 30/06
  • Un Fusil Howa, calibre 30/06
  • Un Fusil Marlin, calibre 17
  • Un Fusil Maverick, calibre .308
  • Una escopeta de caños yuxtapuesta calibre .16
  • Dos escopetas de caños yuxtapuesta calibres .16
  • Una escopeta de un caño calibre .28
  • Un aire comprimido   calibre 5.5, modificado para producir disparos calibre .22
  • Un aire comprimido,  calibre 4.5

Lo propio se efectuó con los 625 cartuchos encontrados, de diversos calibres.

En relación a los ocupantes de las fincas, la Unidad Fiscal de Investigación y Litigio ordenó que sean correctamente identificados, quedando supeditados a la causa.

Los legajos por infracciones a la legislación provincial, fueron elevados a Fiscalización Agroalimentaria, Ministerio de la Producción Gobierno de Entre Ríos.