fbpx

Con un horizonte de dos meses, el hotel Maran pide al Municipio que no cobre intereses

Marcelo Svetliza reclama más compromiso a la Comuna ya que aseguran que están acumulando una “deuda enorme”. Cuando se logró la posibilidad e operar, unos 20 días atrás “se abrió una luz de esperanza”, pero todo se está haciendo “cada vez más preocupante”. Nota de Gustavo Sánchez Romero para http://www.dosflorines.com.ar/

“Cómo será la laguna que el chancho la cruza al trote”, reza un viejo y conocido adagio campero para graficar la magnitud de un evento para que se vuelva público y notorio. Es una buena metáfora que permite describir cuán grande será la crisis que la familia Svetliza, dueña del hotel Maran Suites & Tower de Paraná, decide hablar ante los medios y ser tan firmes con sus demandas.

Históricamente reacio a los periodistas y la exposición pública, Marcelo, hijo varón de Benjo -el empresario que decidió invertir hace 20 años en el rubro gastronomía al recuperar el edificio que estuvo detenido mucho tiempo en el Parque Urquiza – tuvo declaraciones directas y dirigidas. Describió abiertamente la situación de “retroceso” que implicó la decisión del Municipio con respecto a la cuarentena y “reclamó” meridianamente que “el Intendente nos tire una mano y empiece a involucrarse un poco más en los problemas que tenemos y vamos a tener en el mediano y largo plazo. Lo único que venimos haciendo hace tres meses es acumular deudas y tener cosas a pagar a futuro, y la brecha se hace más complicada y necesitamos a futuro tener una luz para mantener los puestos de trabajo que es lo más importante que tenemos que hacer hoy”.

El empresario asegura que cuando se logró la posibilidad e operar, unos 20 días atrás “se abrió una luz de esperanza”, pero todo se está haciendo “cada vez más preocupante”. Entiende que estar en movimiento es importante hasta por una cuestión de levantar la moral, pero básicamente es la necesidad de “facturar porque esto es muy preocupante y estamos llegando al límite”.

Definiciones.

-Cuando piden más compromiso al Municipio; ¿a qué se refieren?

-Nosotros, vuelvo a repetir, hace tres meses estamos acumulando deudas de servicios, tasas municipales, etc., y lo único que han hecho es darnos plazos para adelante y nos cobran intereses y son cosas que se van a cumulando, y hoy tenemos deudas más intereses.

-¿Piden condonar deudas o que no les cobren intereses?

-Lo que pedimos es que no cobren intereses. Ya que no nos cobren intereses para nosotros está bien. No puedo ir a las empresas de servicios a pedirles que no me cobren por lo que estoy usando, pero en la situación actual necesitamos que el Municipio intervenga.

-¿Qué tasa cobran de interés?

-No lo sé, precisamente.

-¿Cuánto pagan de tasas municipales en promedio?

-Depende el mes pero el promedio es entre 70 y 80 mil pesos mensuales de tasas municipales. Y eso que no facturamos nada. Sin contar los servicios, los sueldos, los impuestos provinciales y nacionales y por eso la preocupación.  Supongamos que con viento a favor se empieza a reactivar en septiembre, para esa fecha no vamos a poder vivir de las deudas y los intereses, por eso es que pedimos la intervención para ayudarnos. Vamos a tener que facturar para poder vivir al día y encima cubrir la deuda que ya se nos acumuló.

-¿Considera que las medidas de restricciones son exageradas?

-No sé si exageradas, desde el punto de vista sanitario no estoy en condiciones de emitir una opinión, si creo que cumpliendo todos los protocolos prescritos que nos exigieron y cómo abrió la gastronomía, no es más riesgoso ir a un restaurante que a un banco. Estuvimos 15 días abiertos y el restaurant facturó el 20 % de lo que facturábamos antes de la pandemia. No está de todo mal para lo que es el escenario. A cero es algo. Pero vamos a lo mismo, con todos los gastos no representa mucho.

-¿Los sorprendió la decisión de cierre del hotel Plaza Jardín?

-Si, un poco sí, aunque ya sabíamos lo complicado que estaban, especialmente la familia Yañez que tiene dos estructuras que sostener.  La realidad es que ellas vienen trabajando con mucho esfuerzo y compromiso con el sector hace mucho tiempo. Es una situación que no pudieron soportar por la gravedad de la situación. Pero como ellas están muchos.

-¿Y ustedes?

-Nosotros estamos soportando con la espalda que tenemos, pero la realidad es que a medida que pasa el tiempo y que vemos que la cosas que se alarga llegará a un límite.

-Un empresario hotelero me dijo que dispuso de 90 mil dólares de sus ahorros para cubrir los salarios de abril y mayo. ¿Ustedes cuánto pusieron?

-No nos gusta hablar de dinero así livianamente. Lo que puedo decir que la parte del salario que no cubre el Estado, los servicios y tasas e impuestos salieron del bolsillo de la familia. Eso está claro.

-¿Hasta cuándo pueden hacer eso?

-Nuestra idea es aguantar lo que tengamos que aguantar, sobre todo por los colaboradores y por la gran familia que es Maran. Ahora, si lo podremos hacer ya no depende tanto de nuestra voluntad. Le puedo decir que de acá a dos meses creo que podemos aguantar si sigue el cierre o la actividad no repunta no se qué puede pasar.

-¿Siguen teniendo 65 empleados?

Sí, no queremos desprendernos de ninguno. Y es de destacar la actitud de los trabajadores ha sido muy importante para el sector. Todos reconocemos eso y estamos juntos en el reclamo y el pedido de ayuda porque esta situación es límite. Esto incluye al rubro de congresos y reuniones sociales. Es dramático para todos.

Abrir chat