fbpx

Centenario del nacimiento de Linares Cardozo. Día de la Chamarrita

Un día como hoy, 29 de Octubre, pero de 1920, hace 100 años, nacía en La Paz el profesor Rubén Martínez Solís popularmente conocido como Linares Cardozo. En Honor a el este día se celebra hoy el Día de la Chamarrita.

En su ciudad natal cursó los estudios primarios y secundarios, que culminó en el Colegio Nacional Domingo Faustino Sarmiento. Se trasladó luego a Paraná, en cuyo Instituto del Profesorado Secundario obtuvo el título de profesor de Filosofía y Ciencias de la Educación.

Ejerció la docencia en Paraná y Santa Fe hasta su jubilación, dejando siempre en sus discípulos profundas lecciones humanistas y de amor a la libertad y a la tierra nativa. Paralelamente a su rescate de ritmos, melodías y coplas populares, efectuado en los rincones más apartados del territorio provincial, en los montes y en las islas, que fue el sustento de su cancionero, realizó una obra pictórica que se distingue por su sencillez y luminosidad, nutrida en el paisaje, el río y la gente de la costa.

Desde adolescente se interesó por la música y la cultura gauchesca de los trabajadores rurales que abundaban en su ciudad natal. Tomó como nombre artístico el de Linares Cardozo, un trabajador rural, capataz del campo de su tío Manuel, a quien Martínez Solís admiraba por sus conocimientos; en el libro Linares Cardozo y yo de Néstor Cuesta puede verse una foto del gaucho Linares Cardozo, de quien Martínez Solís tomara su seudónimo.

Influenciado por Atahualpa Yupanqui buscó conocer, recopilar y difundir la música folklórica de su región, prácticamente no investigada hasta ese momento. En esa tarea se destacó por la preservación del folklore entrerriano, en especial de la chamarrita, estilo musical del que se ha dicho, hubiera desaparecido de no ser por la obra de Linares Cardozo.

También compuso canciones de raíz folklórica como “Canción de cuna costera”, “Peoncito de estancia”, “Coplas felicianeras”, “Como los pájaros”, “La biznaguita”, “La cambuiré”, “Islerito”, “Canción de la ocarina dormida”, “El alzao”, “Cururú tajamarero”, “Chacarera de río seco”, “La consigna del Supremo”, “Silbidos de un entrerriano”, “Costeando el tajamar”, “Chamarrita del Chupín”, “Chamarrita de la encierra”, “Soy entrerriano”, etc. Esta última está considerada como el Himno de Entre Ríos.

Falleció en Paraná, a los 75 años, el 16 de febrero de 1996 y los restos del querido maestro descansan en el cementerio de La Paz, a la sombra de un timbó y con vista al río; en el terreno que él mismo eligió para su morada definitiva.

La comisión de Homenaje a Linares Cardozo, formada en octubre de 2000, recuerda en forma permanente al “patriarca del canto provincial”, especialmente el 29 de octubre, fecha de nacimiento del Profesor Martínez Solís, y que fuera instaurada como “Día de la chamarrita entrerriana” por el Gobierno de Entre Ríos, mediante Decreto N° 378 del 15 de febrero de 2001.

Dia de la Chamarrita

No hay duda que “la Chamarrita entrerriana” es el género musical que identifica a la provincia de Entre Ríos en el concierto folclórico nacional.

Chamarrita del Adios – Linares Cardozo 1973

Linares Cardozo fue quien, silenciosamente, caminó cada rincón de su Patria Chica recopilando los ancestros de todos los ritmos tradicionales que le dan identidad al pueblo entrerriano. Notó y consignó documentalmente que la chamarrita estaba arraigada en este suelo. Es más, en su libro Júbilo de Esperanza, publicado por el Instituto de Antropología de la Universidad de Concepción del Uruguay en 1989, que su infancia fue arrullada por Chamarritas. También hace referencia a autores nacionales y provinciales que dejaron distintos documentos de principios del siglo XX sobre la Chamarrita. Entre ellos nombra al profesor Carlos Vega y a la denominada Encuesta Láinez.

La obra de Linares Cardozo fue incansable y basada en bibliografía y trabajo de campo. Pero además, con su talento de artista plástico, educador, autor y compositor, dejó plasmada una prolífica obra pictórica y musical. Y fueron muchos los intérpretes populares que supieron valorar lo realizado por Linares y llevaron muchas de sus canciones al conocimiento de los entrerrianos y del país. Los primeros fueron Ariel Ramírez, Los Hermanos Cuestas, Carlos Santa María, Víctor Velázquez, Orlando Veracruz, José Larralde, Horacio Guaraní, Mercedes Sosa, Ramona Galarza. Y prestigiosos referentes de la cultura nacional quienes también expresaron su admiración por el trabajo de Linares, entre ellos: Atahualpa Yupanqui, Jorge Enrique Martí, Ariel Petroccelli, Julio Migno, Marcelino Román, solo por nombrar algunos de tantos reconocidos, todos ellos identificados con las huellas del canto criollo.

Leyendo los dos libros de Linares Cardozo se verifica acabadamente su formación académica y bibliográfica y una capacidad de observación de la naturaleza propia de los científicos. Son decenas de canciones que han quedado para siempre en el corazón de los entrerrianos: Canción de cuna costera, Chamarrita de Alcaraz, Coplas Felicianeras, Chamarrita del Chupín, Como los pájaros, Soy Entrerriano, que ya ha sido adoptado como el himno del folclore entrerriano. Fue perseguido, ninguneado, tergiversado por seudoeruditos de su tiempo. Pero el tiempo ha puesto y va poniendo las cosas en su lugar. Y hoy su semilla ha florecido en miles de almas que siguen su huella y su magnífica obra.

Fuente:

  • Archivo General de Entre Ríos
  • Víctor Acosta. Integrante del grupo musical Las Voces de Montiel. Diamante.

Abrir el chat